Entradas

  • FESBAL_Comunicación

“NINGÚN HOGAR SIN ALIMENTOS”


Compartimos el reportaje que publica la Revista ALMA de La Caixa, en Historias de Voluntariado, sobre la pandemia del COVID-19 que ha dejado bajo mínimos las existencias de los bancos de alimentos. La campaña solidaria “Ningún hogar sin alimentos” de la Fundación ”la Caixa” quiere contribuir a que nadie se quede sin un plato de comida en la mesa.


LA SOLIDARIDAD QUE NOS ALIMENTA


Es en las más maduras cuando las personas sacamos lo mejor de nosotros para ayudar a los más vulnerables. Y eso es precisamente lo que ha ocurrido ante la llamada de socorro de los bancos de alimentos de nuestro país, cuyas existencias y capacidad para distribuir productos básicos se han visto gravemente afectadas por la situación actual. La solución, dicen, está principalmente en las donaciones, que les permitirán seguir adquiriendo alimentos esenciales como la leche, el aceite o las conservas para las más de 300.000 familias que acuden al Banco de Alimentos cada año. Por eso, la Fundación ”la Caixa” y CaixaBank han impulsado la campaña solidaria Ningún hogar sin alimentos.


La alimentación no es algo que se pueda posponer. Es como respirar, algo básico, inaplazable y fundamental para la vida. Y esta es la razón de ser de los 54 bancos de alimentos que hay en nuestro país, organizados bajo el paraguas de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL): que nadie se quede sin comer, por muy difíciles que se pongan las cosas. Según la FESBAL, el año pasado repartieron 145 millones de kilos de alimentos básicos a 1.100.000 personas, lo que se traduce en un 2,3% del total de la población. Y lo hacían a través de 7.216 ONG, que son las entidades que se encargan de adjudicar la ayuda y de distribuir los alimentos.


Sin embargo, la crisis del COVID-19 ha despojado a muchas personas de un plato de comida caliente y ha provocado un incremento de las solicitudes de ayuda para comprar alimentos. “Cuando estalló la crisis nos pilló en un buen momento de existencias”, dice Ángel Franco, director de Comunicación de la FESBAL. En la última gran campaña de recogida, celebrada en noviembre, habían recogido 21 millones de kilos de alimentos