Qué hacemos

S-WEB-Goal-01.png
S-WEB-Goal-02.png
S-WEB-Goal-12.png
1/1

Fomentando el espíritu solidario, el objetivo de los Bancos de Alimentos es recuperar excedentes en perfectas condiciones de consumo y redistribuirlos gratuitamente a través de entidades benéficas a las personas desfavorecidas. Así, además de evitar el mal uso de los alimentos, también se lucha contra el desperdicio y se favorece el medio ambiente

En el mundo desarrollado se da la paradoja de que coexisten sectores de población que disponen de todo lo necesario para llevar una vida confortable junto a otros que tienen problemas para alimentarse de forma adecuada. Además, en el mundo se destruyen y derrochan cantidades inaceptables de alimentos.
 

Se estima que en España 7,7 millones de toneladas de alimentos van a la basura cada año, mientras existen bolsas inadmisibles de pobreza que precisan de ayuda alimentaria.

De la observación de estos hechos surgió el deseo de luchar contra esta injusta situación con criterios profesionales, una iniciativa de la sociedad civil que está en el origen de los Bancos de Alimentos.  La posibilidad de afrontar estos problemas con profesionales, dispuestos a aportar su trabajo voluntario y su experiencia en el mundo empresarial o en el de las instituciones, planteaba la posibilidad de aprovechar sus capacidades y relaciones para ayudar a los necesitados. 
 

        ¿Cómo funcionan los Bancos de Alimentos?       

 

Desde el origen hasta la recepción final ...

Los Bancos de Alimentos reciben alimentos de donaciones  de particulares y empresas, de  excedentes de la industria alimentaria, de Operaciones Kilo y de la Unión Europea, así como de productos perecederos procedentes de la retirada del mercado. 
 
Los voluntarios de los Bancos organizan y clasifican los alimentos para asegurar que están en perfectas condiciones para su consumo y transporte.
 
Los Bancos de Alimentos reparten los alimentos entre las entidades beneficiarias, atendiendo a sus distintas encesidades
S-WEB-Goal-07.png
S_SDG-goals_icons-individual-rgb-04.png
wcms_621399.png
S_SDG_goals_icons-individual-rgb-13.png
wcms_621397.png

Los Bancos de Alimentos no reparten directamente a los beneficiarios finales; actúan como entidades mayoristas de almacenamiento y distribución de alimentos que hacen llegar a las entidades benéficas minoristas junto a otras medidas de inclusión social.

Los Bancos de Alimentos no deciden qué entidades son beneficiarias: cualquier entidad solicitante legalmente reconocida (en virtud de la Ley Orgánica 1/2002 del derecho de asociación), valorada socialmente por la Administración Pública y que cumpla los compromisos éticos y de transparencia establecidos por FESBAL, puede percibir esta ayuda.

      ¿Cuáles son nuestros principios de actuación?    

 

S-WEB-Goal-05.png
S-WEB-Goal-10.png
S_SDG-goals_icons-individual-rgb-16.png
S-WEB-Goal-17.png
 Gratuidad , tanto en la obtención y donación de alimentos, así como en el trabajo de los colaboradores que es voluntario y no retribuido.
 Neutralidad  en la distribución de alimentos, sin discriminación política, social o religiosa.
 Profesionalidad  porque se usan criterios legales vigentes para la conservación y el tratamiento de alimentos.
 Seguridad  de un reparto justo, al ser a través de entidades benéficas homologadas que aseguran el destino de las ayudas a personas realmente necesitadas.
 Transparencia , porque su gestión está sometida a auditoría según la legalidad vigente.
Para entender mejor nuestros principios y valores, recomendamos leer nuestro Código de Buenas Prácticas. HAZ CLIC:
 
Manos_edited.png

Por virtud de nuestros Estatutos, ningún voluntario, cargo u órgano de Gobierno de FESBAL o de los Bancos de Alimentos asociados percibe remuneración económica alguna por sus tareas.

Solo y puntualmente existen algunos puestos de gestión técnica y/o de administración que por su propia naturaleza de trabajo permanente y requisitos profesionales requieren trabajador@s remunerados, para garantizar la buena gestión de los Bancos. 

El 96% de los puestos de responsabilidad son exclusivamente de voluntariado. Asimismo, los Bancos de Alimentos sufragan sus costes gracias a las donaciones económicas de donantes particulares y empresas, sin suponer ello ningún tipo de favor o contraprestación.

             Canales de entrada de las donaciones             

 
S_SDG_Icons-01-06.jpg
S-WEB-Goal-12.png
S_SDG_goals_icons-individual-rgb-13.png
S_SDG-goals_icons-individual-rgb-14.png
S_SDG-goals_icons-individual-rgb-15.png
S-WEB-Goal-17.png
Gracias a un trabajo eficaz y transparente, los Bancos de Alimentos nos ganamos la confianza de empresas patrocinadoras, los donantes y las instituciones públicas, que nos apoyan en su tarea por reducir el desperdicio de alimentos y en su labor de asistencia a las personas desfavorecidas.
Con los Bancos de Alimentos colaboran solidariamente desde cooperativas e industrias productoras de alimentos y distribuidoras del sector de la alimentación, a empresas de transporte, logística y construcción; pero también hay entidades financieras y fundaciones.
 
 
 
 
 

Entorno al 50% de los alimentos obtenidos por los Bancos de Alimentos proceden de los excedentes y las aportaciones voluntarias de empresas e instituciones, mientras el otro tanto procede de compras y/o donaciones de los ciudadanos y los programas gubernamentales.

Nuestros principales canales de donaciones de alimentos y económicas

Operaciones 'Kilo'

El principal de objetivo de las operaciones Kilo es la obtención de alimentos no perecederos, fomentar la solidaridad y concienciar a la sociedad sobre el problema del hambre que existe en nuestro entorno.
Para ello se organizan campañas en diversos centros; supermercados, centros comerciales, en eventos solidarios e incluso en centros educativos y empresas. Estas operaciones pueden surgir en cualquier momento del año, a libre proposición del agente interesado que desea contribuir con nuestra causa.
Se hace especial hincapié en la captación de productos esenciales tales como aceite, leche, conservas o legumbres, utilizando la medida del 'kilo' como referencia simbólica.
 

La Gran Recogida

Es la iniciativa y la campaña de movilización más importante y de mayor dimensión llevada acabo por los Bancos de Alimentos. Asimismo supone el mayor porcentaje de los alimentos recogidos anualmente, así como de participación de voluntarios.
 
Solo ocurre una vez al año y está coordinada por FESBAL y por los Bancos en sus respectivos ámbitos territoriales a lo largo de toda la geografía española. Participan en ella todos los supermercados y cadenas que voluntariamente han decidido colaborar. 
Para más información, acceder a la página de La Gran Recogida:
 

Empresas e industrias 

FESBAL suscribe convenios y acuerdos con múltiples empresas tanto alimentarias, como de gestión de recursos, transporte y almacenaje que desean colaborar con los Bancos de Alimentos asociados.
Las empresas e industrias organizan campañas solidarias para la captación de alimentos y también pueden destinar parte de sus excedentes en producción (en el caso de empresas alimentarias) con estos mismos fines.
 
Otras empresas centran sus esfuerzos en proporcionar a los Bancos de Alimentos mano de obra y voluntarios que trabajan para el mismo fin; la recolección, transporte y almacenaje de alimentos.
Para más información, acceder a la página de Empresas:  

Fondo de Ayuda Europea

Es un programa europeo que distribuye alimentos a las personas más desfavorecidas. Está cofinanciado por el 'Fondo de Ayuda Europea para los Más Desfavorecidos' (FEAD) (2014-2020) en un 85 % y en un 15% por los Presupuestos Generales del Estado (PGE).
Este Fondo Europeo compra alimentos en los mercados y los suministra a Organizaciones Asociadas de reparto (OAR) autorizadas, previo concurso público. Actualmente FESBAL junto a Cruz Roja son las únicas ONGs encargadas de este programa.
Su enfoque principal es el reparto de alimentos no perecederos. Ej. Conservas, enlatados, semillas, azúcar, harina, café, etc.
Para más información, acceder a nuestro apartado técnico de FEAD:
 

Fondo Español de Garantía Agraria

Es un programa nacional gestionado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España.
De la misma forma que el Fondo de Ayuda Europea, FEGA, a través de lo dispuesto en la Política Agraria Común (PAC), el Ministerio se encarga de entregar a FESBAL alimentos adquiridos de empresas agricultoras suministradoras.
 
Estos alimentos, especialmente frutas y hortalizas (perecederos)  proceden de excedentes retirados de los mercados en perfectas condiciones de consumo, así como de la sobreproducción y las ayudas a las cooperativas agrícolas. 
 
Para saber más, acceder a nuestro apartado técnico de FEGA:  
 

Son las entidades receptoras las que deciden qué tipo de ayuda desean recibir de los Bancos de Alimentos, ya sea procedente de las donaciones públicas o privadas. En la medida de lo posible, los Bancos intentan satisfacer las demandas de las entidades solicitantes.

 

Para cada caso, es la legislación española la que establece los requisitos que deben cumplir las entidades solicitantes para la recepción de las ayudas públicas y/o privadas. Los Bancos de Alimentos reparten en función de la compatibilidad entre la solicitud y el cumplimiento de los requisitos legales.

                             Entidades beneficiarias                           

 
S-WEB-Goal-01.png
S-WEB-Goal-02.png
S-WEB-Goal-05.png
S_SDG_Icons-01-06.jpg
S-WEB-Goal-10.png
S-WEB-Goal-12.png
S_SDG-goals_icons-individual-rgb-15.png
S-WEB-Goal-17.png